”twitter”

jueves, 23 de octubre de 2014

REAL, LA NADA

La noche se hizo para dormir
porque dormir es no pensar
aunque, a veces, no pensar es soñar
y no todos los sueños son masticables.
Cada vez que te sueño
no logro que me vuelvas a querer aún soñando,
me pierdo en un laberinto 
y se me hace imposible alcanzarte.
Sólo logro volver a tocar tus labios
cuando cierro los ojos y recuerdo y deseo y extraño.
Es la primera vez que querer me hace sentir una idiota
porque es la primera vez que aprendí a querer entendiendo creer,
confiando con una venda en los ojos sin conocer
sintiendo quizás que esta vez era cierto que podía llegar a ser.
Jamás hemos de racionalizar el amor, jamás.
Cuesta pensar que, cuando hay mucho que decir,
mejor no decir nada y dejar/soltar.
Pero el deseo carnal que vuelve y retrocede y avanza y quiere y teme.
Comprender que no todo es como uno lo espera,
que el tiempo no existe, es solo una manera de decir adiós sin decirlo.
Callar. 
Estamos en silencio.
He creado un silencio extraño que no para de nombrarte sin que lo escuches.
Querer, partir, volver.
El mundo gira y no se detiene,
todo cambia de color y se hace insoportable.
Hoy espié tus palabras solo para saber que estás bien,
porque siempre necesito que estés bien.
Me salgo de mi, 
me abrazo a tu ser,
te consuelo en las noches donde no sabes que hacer,
me vuelvo invisible.
Me volví tan invisible,
tanto que te olvidaste que existimos,
sin embargo, sabes que estoy en un rincón,
estoy ahí entre tus cosas.

domingo, 19 de octubre de 2014

DÍA DE LA INDEPENDENCIA

Yo soñaba cantarte canciones bajito al oído,
besarte despacito en las mejillas,
acariciar tu boca
como la primera vez.
Llenar nuestras almas de café con leche,
de días mirando ganar nuestro equipo,
gritar juntos goles y festejar
dándonos un abrazo en tu sillón.
La primera vez que te vi,
me llené de estrellas la mirada
y adoré cada rinconcito de tu cuerpo,
me abrigué con tu piel sin saber que nunca sería mía.
Llegué a mi casa y te escribí
y te dije que te quería tanto que mi corazón explotaba
y vos me dijiste que mi mirada sanaba tus heridas,
mi mirada te sanó tanto como para no querer volver a verme.
Hoy me acordé de vos y me enojé,
pensé y me di cuenta que, cuando hay mucho para decir,
lo mejor es no decir nada,
aunque cambiaría lo que sea por un rato más con vos.
El Día de la Independencia sin saberlo firmamos nuestra despedida
en la parada de un colectivo que ya no nos verá.
Buenos Aires nos vio hermosos,
en la casi puesta del sol,
antes de nada, después de todo.

miércoles, 15 de octubre de 2014

LA NIÑA Y EL MAR

Una niña sentada frente al mar,
viendo las olas bailar,
escribiendo poesías en un cuadernito de Hello Kitty,
imagina un amor que la pasará a buscar.
Suenan melodías de colores en su mente,
ella baila sin moverse,
desea con fuerza que su corazón brille
y el sol le traiga un cariño inmenso.
La niña descubre un pensamiento mágico
y lo abraza tan fuerte que lo vuelve real,
se inquieta de solo creer 
que la vida se vuelve interestelar y baila.
Amor de mil amores,
amor de mis amores,
amor de una niña que sueña
con encontrar un beso en el camino de regreso.
Y justo cuando se estaba haciendo de noche,
una lucesita le indica que todo va a estar bien,
la niña respira y justo en un profundo suspiro
se saca la espina y vuelve y amar.

martes, 14 de octubre de 2014

INSOMNIO O MUERTE

No puedo dormir. / Traté de leer todo lo que pude sobre vos. / Me acosté pensando en mi prueba de fuego / todo se vuelve aún más difícil sabiendo que volves a estar cerca. / No puedo dormir. / Recordar la fuerza de tus brazos me da insomnio. / Desearía poder soñar con vos / pero un sueño lindo / no como el de la última vez. / No puedo lograr que me quieras / siquiera en sueños. / Y me preguntó / todos los días, todo el tiempo / ¿Qué pasó? / No puedo saberlo / puedo más bien imaginarlo / pero me olvidé como era eso / de controlar tus pensamientos. / Si no me hablas no puedo saber / te extraño.
No puedo dormir / pienso en mañana / pienso mucho en mañana. / No puedo dormir / quiero odiarte / deseo odiarte / deseo encontrarte imperfecto / deseo sentir decepción / ese sería mi mejor remedio.
No puedo dormir. / Hoy pensé mucho en vos / y cada vez que te pensaba pensaba / no existe nadie que sea más genial que vos. / Y ahora no puedo dormir / porque me doles en lo profundo de mi ser / andate, no te quiero ver más.

sábado, 11 de octubre de 2014

TRES

Un leve respiro,
un deseo que se vuelve inmensamente pequeño,
nace, muere.
A veces siento que me muero,
a veces siento que no soporto todo este deseo,
a veces quiero correr a verte
pero hoy no estás acá.
Miento y digo que te olvido,
para creer que puede ser verdad
pero yo te quiero
y te sigo esperando en la sombra de habitación.
Cuando la ciudad se apaga,
la vida se vuelve más dura,
tu fantasma rodea mi cuerpo
y mi único deseo es poder volver a tocarte.
Te extraño todos los días más,
todos los días se hace más grande todo,
exagero en los mil besos que quiero darte,
todavía espero eso que no sé que es,
y cada día me siento un poco más tonta.
Ya llegó la primavera,
los meses corrieron,
no me dejes seguir esperando más
decime algo que me cambie el panorama,
que me deje seguir creyendo en vos u olvidarte.

viernes, 10 de octubre de 2014

LIBERACIÓN

Reforzar el alma,
encontrar el camino,
saber qué es lo que está pasando,
despojar la mente de preguntar.
Transité caminos sinuosos,
no podía ver la calle siguiente a la emboscada
miles de montañas como domos.
Pregunté a un caminante
si sabía donde quedaba la curva 
que seguía luego de la penumbra,
pregunté por muchas calles y nadie supo contestarme.
La luz se escondió en una especie de eclipse eterno,
la niebla cubrió el paso,
no podía sacarme de la vista mis anteojos negros.
De repente una mañana desperté y todo se había ido,
un suave aroma a jazmines interpreto los rincones,
una rayo pequeño se filtró por la ventana
y me dió en la cara hasta que cubrió mi rostro.
Me levanté y caminé por el pasto hasta sentir un alivio,
respiré tan profundo como para liberar mi aura,
miré el cielo y su color celeste brillante alegró el día,
comencé a correr y no volví a perderme.