”twitter”

jueves, 27 de marzo de 2014

YOUR FINE PETTING DUCK

Una noche, solo una noche. A veces basta solo una noche para que el corazón la vida te cambié.
Una noche, una canción, no más de cuatro acordes, una enorme y bella sonrisa. La sonrisa más linda del mundo.
Que te dejen ver que tus posibilidades de amar a alguien y entregarte al vacío *bastante lleno* es posible. Porque esa sonrisa partía la tierra, el planeta. Todo en un mismo continente pero tan lejos.
Un cielo que ya no nos une, o no lo une, a mi si me une.
Cada vez que el deseo abunda mi sangre es su rostro en el que pienso en el último suspiro. Un amor que nada lo sabe, un amor que nada lo ve, un amor que no toco superficie.
Fueron canciones que se convirtieron en sentimiento de carne y hueso y perfumes que no llegué a sentir porque el aire no quiso traerlo.
Me invade una tristeza a lo desconocido, como así también en algunas cosas me invade un miedo que no conozco.
Tu mirada destruyó miles de puentes que ya no existen, tu mirada me acerco a un mundo redondo pero que nunca se cruzan. Si tan solo podría verte una vez más. Pero a veces el destino es malvado sabio, y por algo nos separa. Por algo nos decanta, por algo esparce nuestras moléculas en otros cuerpos que no somos nosotros.
Hoy te extraño más de lo que debería en un mundo imposible.

*but you don't believe in what's really there*

miércoles, 19 de marzo de 2014

12:58

The 6ths suena. Perdón, The 6ths y la lluvia ahí en la ventana y la llama de la hornalla que calienta la pava y dentro de la pava el agua que hierbe.
A veces es inevitable que duelan todas aquellas canciones que ruegan ser dedicadas y no existe nadie en el Planeta que pueda dibujar una sonrisa por ser dueños de esas melodías.
El cine me muestra algo que no tengo. Las calles, los bares, la gente.
Solía tocarle canciones en la guitarra a alguien que en realidad no estoy segura que haya existido. Me siento perdida, ¿y vos?

domingo, 16 de marzo de 2014

LA SOLEDAD Y OTRAS HIERBAS

Sola me pregunto ¿qué es lo que me pierdo? La soledad es atractiva y traicionera como cualquier droga. La soledad es esa droga invisible que te pierde si te amarras con fuerza.
Una caricia que no llega pero no importa, un beso que jamás se concreta pero esta bien. Todo esta bien hasta que esta todo mal.
Fotografías, filmaciones, la vida misma que te muestra el otro lado de la soledad. El lado feo que nadie quiere transitar.
Tener un rostro visible presente de frente, que te enloquece pero no voy a decir nada, porque la soledad me pide a gritos que no me aparte de ella. No puedo dejarla, es más fuerte. Es más fuerte aún de ese ser, ese rostro, es más fuerte que mi piel erizada, que mi corazón galopante. No digo nada, nunca nada.
Silencio exterior mientras que mi deseo grita por dentro.
Pero la soledad, siempre es la soledad.
¿Qué me estoy perdiendo?
Te quiero, perdón que no te lo diga, es que la soledad me tiene presa, me tiene muy dentro de ella, no encuentro el camino, años luz, el mapa olvidado, perdido.
Soledad.

sábado, 15 de marzo de 2014

En otro mundo

En el medio de tu boca,
te mire justo al medio de tu boca
cuando no te diste cuenta
que te estaba deseando en ese momento.
Me hablabas de algo que no recuerdo,
es que siempre no puedo estar atenta a todo,
es que cuando vos apareces viste como es...
es que justo estaba mirando tus labios.
Anoche soñé que te abrazaba tan fuerte
que te quebraba un brazo,
lo sacaba de lugar
así como sacas de lugar mi corazón en cada suspiro.
Es que yo no me puedo concentrar,
porque estás ahí tan lleno de hermosura,
tan suave, tan tranquilo.
Te comería la boca,
te ataría las manos a mi cuerpo,
te besaría mucho hasta que mis labios duelan.
Perdón,
es que cuando pienso en vos pierdo la razón,
no se lo que digo
y mi mente habla en vos alto.